López Morales & Chiari | Abogados > Opiniones > El Contrato de Compra Venta

El Contrato de Compra Venta

Requisitos que es importante tener en cuenta para asegurarnos que somos propietarios de nuestra vivienda.

El contrato de compraventa es aquel por el cual se adquiere la propiedad de la vivienda nueva y como tal tiene una serie de características y requisitos que es importante tener en cuenta para asegurarnos que somos propietarios del inmueble.

Este contrato se formaliza mediante un instrumento público que se llama escritura pública el cual debe firmarse en una Notaría Pública, por uno mismo o a través de un representante.

En esta escritura pública debe constar la información básica de la operación de compraventa:

  • Los datos de la finca
  • Los datos del vendedor
  • Los datos del comprador
  • El precio de adquisición de la propiedad
  • La forma en que se está haciendo el pago
  • El consentimiento de ambas partes para celebrar el contrato
  • Los otros convenios que las partes quieran hacer

Es en este documento que el vendedor suele establecer las limitaciones al derecho de propiedad del nuevo comprador, llamadas “limitaciones de dominio”, tales como los reglamentos de copropiedad, lo que se puede o no construir, etc. y es importante comprobar si están establecidas.

Si la operación de compra y venta no se paga en efectivo, sino a través de una entidad financiera mediante un préstamo, también se cita a dicha institución para que constate el préstamo que nos otorgan y las garantías que a su vez nosotros brindamos.

El Notario Público, una vez que ha recibido la firma de las partes interesadas en la escritura pública, procede a firmar el documento junto con dos testigos, para dar fe de la operación.

Junto con esta escritura pública, el Notario Público solicitará que se adjunten el paz y salvo o constancia del pago de impuestos nacionales sobre la propiedad, el de los impuestos nacionales de traspaso de la propiedad, el de pago de consumo de agua y el que corresponde a las cuotas de gastos comunes de la propiedad horizontal del cual forma parte la vivienda – si es el caso.

Esta escritura pública será guardada en los archivos de la Notaría Pública por toda la vida, dando fe del acto jurídico y de los involucrados  en el mismo y el Notario Público le dará al interesado una copia original auténtica de la escritura pública para su debida inscripción en el Registro Público, el cual solo lleva la firma de dicha autoridad.

El Registro Público de la República de Panamá es el organismo oficial que da fe de los derechos de bienes inmuebles y de los títulos de propiedad, así como de todos los actos que tengan relación con los bienes inmuebles, otorgando certeza jurídica y seguridad de nuestra condición de propietarios, garantizando nuestro patrimonio.

Una vez que el documento ingresa en el Registro Público, los funcionarios revisarán si todos los detalles de la operación son correctos, para entonces ordenar la inscripción del título de propiedad a favor del nuevo propietario.

Todos los documentos que se inscriben en el Registro Público son considerados de conocimiento público y desde el momento de su inscripción generan derechos a los nuevos propietarios, frente a todo el mundo.

Esta inscripción se efectúa mediante el estampado de sellos y la digitalización del documento y su publicación en el sitio web del Registro Público, para constancia de todos. A partir de ese momento podemos considerarnos dueños de la nueva vivienda y entonces nos corresponde asumir todos los costos y gastos relacionados con la vivienda tales como impuestos del inmueble, cuotas de gastos comunes si participa de una propiedad horizontal, mantenimiento, etc.

Una vez cumplido este trámite, la escritura pública se le devuelve al interesado, en la que debe constar el sello de inscripción de la compra y venta; nosotros debemos guardar esta escritura pública, mientas seamos dueños de nuestra vivienda, como nuestro título de propiedad.

Si la compra se hizo con financiamiento, es común que la escritura pública quede en posesión de quién otorgó el préstamo, por garantía del préstamo – la hipoteca – y cuando paguemos el préstamo podremos pedir que la escritura pública nos sea devuelta.

Para terminar, es importante mencionar que debemos actualizar nuestros datos ante el Ministerio de Economía y Finanzas de Panamá para que conste en todas partes que somos propietarios de la vivienda. También será necesario solicitar la exoneración de los impuestos de inmueble que corresponden a las nuevas construcciones – si fuera el caso – para así aprovechar los beneficios tributarios que brinda Panamá.

Estas dos gestiones pueden hacerse sin necesidad de abogado, de manera directa por el mismo  interesado.

MENU