Defraudación Fiscal

Desde enero de 2019, la República de Panamá ha decidido judicializar la defraudación fiscal mediante su inclusión como un delito en nuestro Código Penal.

Dos son las figuras introducidas como delitos:

  1. La defraudación fiscal con intención en contra del Tesoro Nacional, afectando la correcta determinación de una obligación tributaria para dejar de pagar tributos, en beneficio propio o de un tercero.
  2. La obtención fraudulenta de una exoneración, devolución, disfrute o aprovechamiento de beneficios fiscales indebidos.

¿Qué entendemos por defraudación fiscal?

El Código de Procedimiento Tributario contiene una definición general:  Aquella conducta cuando un obligado o contribuyente tributario realice cualquier acto u omisión dolosa (es decir con intención), con el fin de reducir, eliminar por completo o incluso demorar el cumplimiento y pago de cualquier tipo de obligación tributaria, cuando el supuesto monto defraudado sea igual o superior a B/. 300,000, en un periodo fiscal de un año.  Esto incluye las formas o conductas para no pagar o disminuir sus impuestos violentando la ley con carácter doloso.

En estos supuestos, le competerá al Órgano Judicial conocer de estos delitos.

Asimismo, el Código de Procedimiento Tributario señala que se clasificarán como defraudación fiscal las siguientes anomalías sustanciales en la contabilidad y en los registros contables:

  1. El incumplimiento de llevar la contabilidad;
  2. Llevar dolosamente contabilidades distintas a una misma actividad para impedir que se conozca la verdadera situación de la empresa;
  3. Llevar con falsedad libros y registros contables mediante alteración de asientos, registros o importes o llevar una facturación falsa;
  4. Destruir intencionalmente los registros contables obligatorios.

En materia del Impuesto sobre la Transferencia de Bienes Corporales Muebles y la Prestación de Servicios (ITBMS), hay defraudación fiscal en los siguientes casos:

  1. Realizar actos o usar formas impropias o simular actos jurídicos para omitir total o parcialmente el pago del impuesto, para sí u otros;
  2. Omitir de manera intencional la documentación de las operaciones de transferencias gravadas cuando haya obligación de hacerlo; y practicar deducciones al impuesto sin documentarlas debidamente;
  3. Omitir con intención y premeditación, registros o registre falsamente sus operaciones contables referentes a este impuesto y las utilice en sus declaraciones con el fin de disminuir totalmente o parcialmente el pago del impuesto;
  4. Quien realice la percepción o retención de este impuesto y no lo declare o entregue a la Administración Tributaria en un plazo de 180 días calendarios contados a partir de la percepción o retención del impuesto.

En materia del Impuesto de Inmuebles, habrá defraudación fiscal en los siguientes casos:

  1. Si se simulan actos para reducir el valor catastral u omitir parcial o totalmente el pago del impuesto.
  2. Realizar fraccionamientos indebidos de bienes inmuebles.
  3. Simular demoliciones para reducir el valor catastral de la finca u omitir el pago total o parcial del impuesto.
  4. El beneficio indebido de la congelación del impuesto de inmueble y de cualquier otro beneficio o incentivo tributario o el desvío de las normas para gozar tales beneficios.

Es importante acotar que si las conductas antes señaladas no superan los B/. 300,000.00 durante el periodo fiscal de un año, no sería un delito de defraudación fiscal sino una falta administrativa de evasión fiscal, con sanciones de tipo administrativas, de competencia de las autoridades tributarias.

También es importante señalar que los cómplices o encubridores de las defraudaciones fiscales también tendrán que responder por estos delitos.

Las penas para quienes incurran en estos delitos serán de 2 a 4 años de prisión.

Todo acto que conlleve afectación a los impuestos que ha de recibir el Estado Panameño debería contar con la adecuada orientación profesional a fin de no incurrir por desconocimiento en conductas delictivas.

En López, Morales y Chiari – Abogados, estamos a sus órdenes para orientarle y revisar su horizonte fiscal a fin de que pueda cumplir con la Ley y operar con tranquilidad.

MENU